Invernaderos en invierno

La mayoría de los invernaderos no se utilizan durante el invierno, ya que el interior del invernadero hará demasiado frío para que las plantas crezcan. Sin embargo, si tienes un invernadero correctamente aislado, puedes usarlo todo el año, para plantas o como pabellón. Con un poco de esfuerzo, puede usar tu invernadero común para almacenar varias plantas en macetas y lo que quieras. Quizás tengas que aislar el invernadero con plástico de burbujas o poner un calefactor adentro para evitar temperaturas bajo cero, dependiendo de las plantas que tengas dentro del invernadero. Ofrecemos carpas para plantas de protección invernal para proteger aún mejor sus plantas en macetas.

Invernaderos a prueba de nieve

También ofrecemos una amplia gama de invernaderos a prueba de nieve hechos para áreas con mucha nieve. Los resistentes invernaderos son invernaderos ordinarios con un marco mejorado hecho para resistir la carga de nieve o la presión de la nieve en la parte superior del invernadero. Sin embargo, la mayoría de los invernaderos son arqueados, por lo que, para empezar, la cantidad de nieve acumulada en la parte superior es limitada. Ofrecemos diferentes tipos de invernaderos a prueba de nieve con diferentes cargas de nieve para adaptarse al área en la que vive.

Prepara tu invernadero para el invierno

Empieza a preparar tu invernadero para el invierno a finales de otoño, dependiendo del clima. Con algunas preparaciones, su invernadero funcionará bien en los días fríos sin ningún problema. Puede utilizar muchos de nuestros invernaderos durante todo el año, dependiendo de dónde vivas. Ten en cuenta que nuestros invernaderos de túnel de polietileno, en general, están pensados como una forma de cobertura estacional y no como una estructura permanente. Te recomendamos que desmontes tu invernadero de túnel de polietileno durante el invierno para que puedas disfrutarlo durante muchas temporadas de verano.

Lista de verificación para preparar el invernadero para el invierno

  1. Revisa su invernadero por daños. Comienza por revisar tu invernadero en busca de daños en los cristales de las ventanas, el armazón, la base, las puertas y las ventanas de ventilación ¿Has hallado grietas o daños similares en el vidrio o policarbonato? Lo mejor sería que lo repararas para evitar más daños durante el invierno.
  2. Busca agujeros y aberturas en el suelo y más. Si hay grietas o agujeros, los roedores y otros animales pueden acceder al invernadero durante el invierno. La temperatura en el interior es relativamente cálida, especialmente si tienes un invernadero aislado y con calefacción. Todo tipo de animales buscarán un lugar resguardado provocando todo tipo de daños que no deseas.
  3. Revisa las juntas alrededor de las ventanas. Cuando revises el invernadero en busca de grietas y más, recuerda revisar las juntas alrededor de las ventanas. Las juntas juegan un papel esencial para mantener el invernadero seco y cálido y ahorrar energía si calienta el invernadero.
  4. Limpiar las ventanas. Como parte de sus preparativos para el invierno, tienes que limpiar las ventanas. En otoño, cuando practicamente todas las plantas están en stand-by, puedes acercarte a las ventanas y limpiarlas. Suele ser suficiente con eliminar el polvo y la tierra con una manguera de agua. De esta manera, aclara las ventanas para garantizar condiciones óptimas de iluminación en el invernadero.
  5. Proporciona un calefactor. ¿Quieres un invernadero para almacenar plantas? Entonces puede que tengas que conseguir un calefactor para evitar temperaturas bajo cero. Es una buena idea tener un termómetro, para saber qué tan cálido y frío hay dentro del invernadero, en verano e invierno. Con un calefactor con termostato incorporado, puede estar seguro de que la temperatura se regula automáticamente. Por el contrario, se volerá un asunto costoso si el invernadero no está correctamente aislado.
  6. Proporciona ventilación. El clima cálido y húmedo dentro de un invernadero puede crear moho y pudrición. En el verano, la ventilación a menudo se realiza abriendo y cerrando puertas y ventanas de ventilación, pero deberás asegurarte de que el invernadero esté ventilado de vez en cuando durante el invierno.
  7. Asegúrate de que las plantas tengan suficiente luz. Si tienes plantas dentro de tu invernadero durante el invierno, asegúrate de que reciban suficiente luz. Ya sea con luz artificial o desde el exterior. Si hay nieve en su invernadero, asegúrese de quitar la nieve para que la luz pueda entra

 

Nuestro equipo

Nuestro equipo comercial profesional está listo a tomar su llamada. Llámenos a el 911 234 600 y 932 204 087, Lunes - Viernes 08:30 - 17:00, Email: espana@dancover.com

Maurizzio

Maurizzio

Mario

Mario

Marvis

Marvis

Dorte

Dorte

Alma

Alma